AYUDA PARA AVANZAR

Por
En General

Si hay algo que caracteriza al ser humano es su capacidad para formularse interrogantes y tratar de resolverlos. Desde el inicio, ha sido una prioridad para nuestra especie dar respuesta a preguntas relacionadas con la supervivencia: cómo conseguir alimentos, como conservarlos, como transportarlos, que produce la enfermedad, como se cura…Cada uno de los descubrimientos o inventos que han permitido avanzar a la humanidad son la consecuencia de la búsqueda de respuestas. Del mismo modo que los interrogantes respecto del funcionamiento de la vida y del mundo exterior son los que  han permitido el progreso de la humanidad, los interrogantes dirigidos a nuestro interior, son las que nos permiten avanzar y dar sentido a la propia existencia.

Para guiarnos en esa búsqueda de respuestas e  incluso aprender a formularnos los interrogantes adecuados contamos con el espacio que proporciona la Psicoterapia. El espacio psicoterapéutico es Un espacio para la reflexión, para escuchar y escucharse, para dejarse sentir, para conectarse con los aspectos más profundos de nuestro ser en contraposición del siempre imperante “hacer”.

Los interrogantes susceptibles de ser formulados son variados y de diversa índole: Así hay personas cuyos interrogantes giran en torno de la propia identidad y el conocimiento de la propia valía. Otras personas necesitan resolver algún dilema interno  y otras se interrogan respecto de determinados miedos. También es posible cuestionarse respecto a las relaciones con los demás, sean familiares, laborales o de pareja, respecto a la propia posición en dichas relaciones y respecto del modo de resolver conflictos.  Los síntomas, así sea  ansiedad,  tristeza,  celos, miedos o  insatisfacción,  son quienes desde el malestar nos obligan a dirigir la mirada hacia dentro y emprender la búsqueda en pos de una solución.

Y es que solo gracias a esa conciencia mórbida que permite a la persona hacerse consciente de sus propias dificultades, va a ser posible emprender el camino que conduzca al cambio. Por ello, y contrariamente a la idea ampliamente extendida, la persona que acude a consulta buscando respuestas, es la mayor parte de las veces, aquella que goza de una conciencia mórbida solida, y está por ello mas del lado de la salud que de la enfermedad, ya que cuanto mayores son nuestras dificultades, menor es nuestra capacidad de darnos cuenta de ello.

Así pues, no tengamos miedo a hacernos preguntas…

Artículos Relacionados